En Agosto de 2012 fuimos a la zona del valle de Helambú.

Nos comentaron que era una zona abandonada por el turismo, ya que se habían puesto muy de moda los trekkings del Annapurna y del campo base del Everest, dejando estas zonas abandonadas, y muchas de estas personas anteriormente habían vivido del turismo y ya no tenían medios de ingresos.

Nos adentramos parte del trekking en Helambú y luego nos salimos de las zonas transitadas por los turistas. Allí nos encontramos con tres escuelas en muy mal estado con las que decidimos colaborar. Vamos a presentar en este proyecto las escuelas por orden de antigüedad en la construcción, es decir, de la escuela que hemos construido últimamente a la que empezamos a construir primero. Al principio de las fotos se puede observar el antes, luego un breve comentario sobre lo que hicimos y al final algunas fotos del después.

Desgraciadamente no podemos insertar muchas más fotos que nos gustaría enseñarles, pues intentamos simplificar el proyecto y no hacerlo más grande, pero si en alguna ocasión Uds necesitaran más documentos gráficos, estaríamos encantados de enseñárselos, puesto que disponemos de cientos de fotografías.

 

PATI BHANJYANG (1830 metros altitud)

Aldea pequeña que posee una escuela estatal de secundaria donde albergan unos 500 alumnos que vienen de decenas de aldeas de alrededor (los alumnos que caminan más larga distancia tardan 4 horas en ir a la escuela y otras 4 horas en volver a casa)

Nos encontramos con un edificio en muy mal estado, podrido por las humedades del monzón y no construido ni remodelado durante años.

 En las fotos anteriores se puede ver el antes y a continuación el después. Esta escuela es de las 3 que hemos ayudado, la que hemos tirado entera y reconstruido TOTALMENTE ENTERA.

 

 

En esta escuela de Paty Banyjang decidimos, una vez hubiéramos terminado, construir un comedor adjunto para dar de comer a 500 niños al menos durante 2 años. Esto lo decidimos pues hablando con el director de la escuela, nos quedamos estupefactos al escuchar que muchos de los niños llegaban a la escuela por las mañanas y después de haber andado muchos de ellos más de 3 horas, sin haber probado bocado y se marchaban a sus casas por la tarde con el estómago vacío. Nos comentó que muchos solo tomaban un plato de comida al día, la cena, y no tomaban más hasta el día siguiente, ni desayuno, ni tentempié para aguantar las clases de todo el día…. Nos dijo también que encima eran afortunados porque sus padres les dejaban venir a clase, ya había otros tantos que no iban a la escuela porque eran mano de obra barata y los padres los utilizaban para trabajar en casa, con las cosechas, etc.

Estuvimos valorando la idea de que si les dábamos un plato de comida al día, esos otros tantos que no iban a la escuela sí que iban a venir, ya que nos dijo el director que si sus padres se enteraban que en la escuela les daban de comer, por supuesto que les iban a dejar ir. Y además ayudábamos a los que sí iban, a tener el estómago lleno y así poder estar más relajados en clase y atender mejor y sentirse más felices. Hemos dicho que este último proyecto lo habíamos calculado durante 2 años ya que no sabemos si SOS HIMALAYA va a seguir financiándose (esperemos que sí)

SARKATHALI (1800 metros altitud):

Aldea situada fuera del trekking de Helambu, aunque en el valle del citado nombre, que posee una escuela de primaria muy chiquitina. También la escuela es para todos los chavales que viven en los alrededores y llegan caminando (muchos durante horas).

Estos chavales que vienen caminando a esta escuela de primaria, cuando terminan, van a la de secundaria en Timbu, la siguiente escuela que hemos ayudado.
Nos encontramos con una escuela muy chiquitina y humilde, que consistía de un edificio (como si fuera una nave) con techos de hojalata donde acogían 5 aulas dentro de esa nave separadas con paneles de madera. Los paneles de madera no insonorizaban en absoluto, produciendo un sonido ensordecedor de un aula a otra, muchas veces impidiendo dar las clases.

Sarkathali4

También las letrinas estaban en muy mal estado y la cuesta que dirigía del edificio a éstas, estaba llena de bloques de piedra caídos por los desprendimientos de tierra, impidiendo muchas veces que los chavalillos pudieran acceder a éstas y habiendo causado graves heridas en ocasiones (observese la foto del antes y del después).
También decidimos aplanar el patio de juegos, ya que había muchas piedras incrustadas en el terreno que, cuando los niños jugaban y si se caían, se lastimaban con ellas.
Se construyó un edificio adjunto para que los profesores tuvieran una zona para ellos dejar sus pertenencias, trabajar y el director pudiera tener un lugar.
Hablamos con ellos y consideramos que también podíamos ayudarles a superar aquellas dificultades para que los niños pudieran sentirse un poco más cómodos iendo a la escuela.
Nos dieron un presupuesto para mejorar todas estas condiciones de unos 10.000 euros.

TIMBU (1580 metros de altitud)

Pueblecito más numeroso, ya con una carretera de tierra a dónde llegaban algunos camiones.
Poseía una escuela de secundaria, donde seguían la educación los alumnos de primaria que venían de la escuela de Sarkathali, por lo que pensamos que unos y otros se verían beneficiados recíprocamente.
Esta escuela nos enseñó el patio que tenían que habían empezado a aplanar porque el gobierno les había dado un dinero que luego dejó de darles, dejándoles el patio de juego lleno de escombros y con un asomo a un precipicio de más de 100 metros de altitud donde ya habían tenido problemas graves con algunos alumnos pues muchos jugando se habían accidentado produciéndolos graves lesiones. También perdían las pelotas pues el recinto no estaba vallado y jugando al fútbol se caían hacia el río, ya no pudiendo jugar más, pues no tenían dinero para comprar más pelotas.

También construimos un muro de contención enorme para provocar los prendimientos de tierra a los que se veían sometidos todos los años con la llegada del Monzón y la consecuente destrucción de numerosas casas y edificios.

Esta escuela necesitaba serias reformas en muchos aspectos, porque necesitaban construir un albergue para alojar a los chavales que venían caminando todas las semanas desde decenas de km de distancia, muchos abandonando los estudios, porque no tenían otra escuela más cerca y les suponía mucho esfuerzo la distancia.
Pero les dijimos qué consideraban era lo más urgente para el correcto funcionamiento de la escuela, y nos comentaron que era nivelar el patio de juegos para todos los estudiantes y cercar con vallas metálicas todo el recinto escolar.

Este último presupuesto ascendía a 12.000 euros.

Aunque eso era lo que ellos necesitaban con urgencia, ya que también nos comentaron que si en un futuro les podríamos ayudar a la construcción del albergue para poder alojar a los niños que no podían ir a la escuela pues vivían a muchos km de distancia, para que pudieran alojarse de lunes a viernes allí.
Les dijimos que no disponíamos de más presupuesto, pero que si en un futuro tuviéramos dinero, pues intentaríamos comenzar con la construcción del albergue.

GALERIA DE FOTOS