CAMPAÑAS DE SENSIBILIZACIÓN

Todo el equipo de SOS Himalaya, además de desempeñar diversos puestos de trabajo en la Fundación, tenemos experiencia en la montaña y a más de uno, un compañero nos ha sacado de alguna situación delicada. Esto ha hecho que en la Fundación conozcamos de primera mano la importancia que tiene el trabajo en equipo, y llevamos este aprendizaje al ámbito laboral y profesional.

Nuestras charlas y talleres van dirigidos a EMPRESAS, COLEGIOS, UNIVERSIDADES, CLUBES DE MONTAÑA y cualquier otro organismo interesado.

Queremos ofrecer los valores de trabajo en equipo, compañerismo, amistad y fortaleza que tanto han formado la raíz de nuestra Fundación y que eran el pilar de Iñaki.

Ofrecemos talleres y charlas de diversa duración según las necesidades y propuestas, con contenido variable y adaptado a los requerimientos que nos sugiera la parte interesada y están enfocadas al:

  • Fomento de la colaboración entre trabajadores: dando claros ejemplos sinérgicos donde con el compañerismo se obtiene un resultado superior al de la suma de los esfuerzos individuales.
  • La UNIDAD como unión de talento se consigue a partir de la UNICIDAD de cada persona, por lo que los conocimientos adquiridos colectivamente siempre respetarán la individualidad de cada compañero y el beneficio siempre será tanto para la comunidad como para cada uno de sus miembros. La diferencia de cada persona trabajando por un mismo objetivo hace la complexión.
  • Compañerismo como herramienta motivacional. La aptitud y la actitud como herramientas de éxito:

“Saber que no estás solo, que todos estamos en esto, motiva y refuerza. Es como si el compañero te pasase un poco de sus reservas, muchas veces ocurre exactamente eso.  Otras, sus gestos y sus palabras provocan que tú mismo generes esas reservas”.

“Retroalimentarse el uno al otro generando infinita energía. Cuando uno duerme, el otro vigila”.

En la montaña como en otras facetas de la vida, una mano amiga puede sacarte de un apuro gracias a:

    • Su destreza y llevarte “aupas” hasta el campamento base, salvándote con ello la vida. APTITUD.
    • Su calor, a su presión justa sobre tu mano, ni muy fuerte ni muy débil, haciéndote ver que está contigo y esperando junto a ti a que llegue el helicóptero, salvándote la vida. ACTITUD PASIVA.
    • Una palmada en tu hombro haciéndote ver que vales y dándote el impulso necesario para que te levantes y sigas caminando, haciendo que tú mismo salves tu vida. ACTITUD ACTIVA.

Compañero, tu aptitud me ayuda, tu actitud también. Gracias.