urgencia-humanitaria-nepal

Varias ONGD se unen para dar visibilidad a la situación de urgencia humanitaria de Nepal y abren una recaudación de fondos para ayudar a mitigar los efectos de la crisis

  • Los casos y fallecimientos se han disparado en el último mes por la influencia de la cepa india y los hospitales sufren una situación crítica al carecer de oxígeno para atender a la población ingresada
  • SOS Himalaya, Amunt Nepal, Udana, Hugging Nepal, Amics del Nepal y Petit Món recaudan fondos para paliar la grave situación sanitaria y económica

Fundación Iñaki Ochoa de Olza-SOS Himalaya, Amunt Nepal, Udana, Hugging Nepal, Amics del Nepal y Petit Món, ONGD españolas que trabajan en Nepal, alertan de la grave situación sanitaria en la que se encuentra el país, donde el número de infecciones por covid-19 se ha multiplicado por 12 en apenas un mes (ha pasado de 768 casos el 17 de abril a 9.198 el 17 de mayo) y el número de fallecidos diario es 42 veces mayor en ese mismo periodo, aumentando de 5 a 214.

Ambos datos están creciendo ostensiblemente debido a la irrupción de la cepa india, que ha traspasado la frontera que une a ambos países, de casi 1.700 kilómetros de longitud. La huida de su población hacia territorio nepalí escapando de la delicada situación que viven ha provocado la difusión del virus en un territorio que cuenta con un pobre sistema sanitario, todavía más necesitado tras la decisión de India, principal suministrador de recursos, de paralizar la exportación de material para hacer frente a su propia crisis.

Aunque la mayor parte de informaciones que nos llegan desde Nepal son las de alpinistas que tratan de volver a su país de origen tras cancelar sus expediciones, desde estas asociaciones queremos centrarnos en explicar la realidad de una situación muy grave. Hay días en los que alrededor del 50% de los test de detección de covid-19 son positivos, indicador por el cual se teme que la evolución de la pandemia es inmensamente peor que la que los datos reflejan. Buena parte de los habitantes con sospechas de contagio ni siquiera se realiza la prueba por su coste, el temor al confinamiento y la imposibilidad de ser ingresados en un centro sanitario. En estos hospitales la situación es crítica, muchos ya no aceptan nuevos pacientes y la gran mayoría no tiene oxígeno suficiente para mejorar la evolución de los ingresados, que cada vez llegan a una edad más temprana.

“La situación actual se degrada día a día debido a la falta de suministro de oxígeno, camas de hospital e instalaciones de salud”, manifiesta Pemson Pema, sanitaria del Helping Hands Community Hospital de Katmandú, que asegura que sufren una carga “peor que la del año pasado” y demanda, además de más material, “apoyo emocional, manejo del estrés y de pacientes en un ambiente caótico”.

Por su parte, Nima Gelbu Sherpa, higienista dental que se ha visto obligado a ayudar a paliar la crisis sanitaria debido a la gravedad del momento, alerta de que la situación “ha hecho que Nepal se haya convertido en el peor sistema de salud de la pandemia”, debido a que cuentan con escasez tanto de “instalaciones médicas para los pacientes y el personal médico” así como de «equipos médicos, incluidos oxígeno y respiradores, y las camas UCI son insuficientes”. “Por eso, la tasa de fallecidos por positivo no está disminuyendo”, explica.

Preguntado por si tienen suficientes pruebas para reflejar la situación real y tratar de contenerla, Nima Gelbu desvela que otro de los problemas es que mucha gente “no puede permitirse la cantidad que cuesta” debido al sistema de sanidad privada con el que opera el país.

El valle de Katmandú permanece confinado al menos hasta el 27 de mayo, y ya se han registrado positivos en otras zonas remotas y con baja densidad de población como el valle del Makalu, donde SOS Himalaya desarrolla sus proyectos y que hasta ahora no había sufrido brotes importantes.

Esta grave ola del virus llega a Nepal cuando la inmunización por la vacuna muestra números muy bajos. En un territorio con 30 millones de habitantes solo se han administrado 2,4 millones de vacunas, procedentes de India y China, y solo un 1,3% de la población ha recibido las dos dosis.

Como durante toda la pandemia, la crisis sanitaria está provocando también una crisis económica que azota sobre todo a la población más vulnerable, que sin trabajo por la cancelación forzosa de las expediciones y el retorno de nepalíes que trabajaban en otros países, están comenzando a verse privados de productos tradicionales de su dieta como el arroz o el dhal, una legumbre local.

Por este motivo, desde la Fundación Iñaki Ochoa de Olza-SOS Himalaya, Amunt Nepal, Udana, Hugging Nepal, Amics del Nepal y Petit Món iniciamos una campaña de recaudación de fondos para poder ayudar al país. Las formas de colaboración se centrarán en SOS Himalaya y Hugging Nepal.

Desde la primera, se entregarán kits básicos de alimentación para las personas más vulnerables y kits sanitarios, con mascarillas y gel hidroalcohólico, para que la población se proteja del virus.

A través de la segunda, las donaciones recibidas irán destinadas íntegramente a comprar comida para el comedor social que gestionan en el centro de Katmandú, donde atienden a más de 400 personas cada día. Este proyecto está recibiendo soporte económico de otras organizaciones como Karuna Social Programme, Unidos por Nepal, Time for Action, Camina Nepal, Lápices y Colores y Acción Solidaria y Logística.

Mientras tanto, seguiremos trabajando en otras vías de ayuda. Además, continuamos en permanente contacto con nuestros equipos en Nepal para que nos vayan informando de cómo evoluciona la situación.

Formas de colaboración:

SOS Himalaya
-Transferencia: ES73 2100 5021 4021 0010 1124 (La Caixa)
-Bizum: código 33606
-Tarjeta (en tramos de 10 euros): https://www.soshimalaya.org/producto/donacion-para-afrontar-la-crisis-sanitarias-del-covid-en-nepal/

Hugging Nepal
-Transferencia: ES34 2100 4382 1902 0004 7977 (CaixaBank)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *